martes, 31 de agosto de 2010

Muy perfecto para ser real.

Yo charlaba animadamente con mis amigas de temas nada profundos pero entretenidos, estábamos en el salón de clases en el que las paredes se confundían con los rostros de los demás, me sentía  tan aburrida que parecía estar a punto de quedarme dormida. Y entonces… te vi, y el mundo se detuvo por unos segundos. Eras guapo. Tenías unos ojos color miel de ensueño y una sonrisa enmarcaba tu rostro. Yo te miraba fascinada y me ocupaba de no babear. ME miraste y aparte mi vista, me sentía avergonzada y tonta. Después de un rato fui capaz de mirarte y ver que hacías. Estabas sacando algo de tu mochila, era un ¿libro? Si, era un libro “los juegos del hambre” No podía creer que alguien en este pueblo tenía ese libro, a parte de mi claro está. Saque el ejemplar del mismo libro que guardaba en mi mochila y avance insegura hacia ti. Puse mi libro en un lugar en donde pudieras verlo, primero contemplaste el libro con emoción y volteaste a ver quién era el dueño del libro. Me miraste y una sonrisa apareció en tu Angelical rostro.
-¿Cuántas veces lo has leído?- dije yo.
-tres- contestaste. No podía creerlo. Eras perfecto para mí, casi como un sueño.
El despertador sonó.
 Al fin de cuentas si eras un sueño. :’(

(Pff, vale lo admito hay un chico por ahí que bueno...  :$ me gusta, y lo juro en mis planes no estaba ningún chico, me quería concentrar en salir, estudiar y divertirme. Pero prometo que lo voy a superar. En segundo lugar, mis vacaciones terminaron y ahora que entre al instituto, no tengo nada de tiempo con las toneladas de tareas que tengo, pero tratare de estar aquí en el blog cuando tenga una oportunidad)



 XoXo
Gre